¿Por qué registrarte?

#ESTUDIO #SALUD #OSTEOPOROSIS

La pubertad retrasada puede debilitar los huesos

La salud ósea en la vida temprana influye en el riesgo de osteoporosis en la edad adulta

pubertad retrasada huesos débiles
Guárdala

Comparte.

Un estudio realizado con más de 6.000 niños confirma que los adolescentes que experimentan una pubertad retrasada desarrollan huesos más débiles. Los científicos determinaron que los niños que experimentaron un crecimiento acelerado durante la pubertad, tuvieron una densidad ósea más baja que el promedio en edad adulta.

Según Ahmed Elhakeem, epidemiólogo y autor principal del estudio, “los adolescentes que maduran más tarde que sus padres tienden a tener una densidad ósea más baja que el promedio a medida que crecen y, por lo tanto, es probable que corran el riesgo de romperse un hueso”. Asimismo añade, “los adolescentes que maduraron más tarde alcanzaron hasta cierto punto a los adolescentes de maduración temprana en términos de resistencia ósea, pero continuaron teniendo una resistencia menor después de que terminaran de crecer, por lo que tienen mayor riesgo de padecer osteoporosis cuando sean adultos”.

“Los adolescentes que maduran más tarde que sus padres tienden a tener una densidad ósea más baja que el promedio a medida que crecen y, por lo tanto, es probable que corran el riesgo de romperse un hueso”

Es importante determinar qué adolescentes están en riesgo de tener una densidad ósea más baja, ya que “la masa ósea máxima al final del crecimiento es un determinante importante en el riesgo de fracturas y osteoporosis en la edad adulta” señalan los autores del estudio.

Los investigadores se centraron en 6.389 niños nacidos entre abril de 1991 y diciembre de 1992. Se midió su altura entre las edades de 5 y 20 años, con al menos una medición realizada después de los 9 años. Para determinar si la edad de crecimiento estaba correlacionada con la densidad ósea, los investigadores analizaron las mediaciones de densidad ósea a la vez que contabilizaban factores como el peso al nacer, el estado socioeconómico, el índice de masa corporal y la dieta temprana.

Fuente: Medscape

Estudio: JAMA

COMPARTE LA NOTICIA: Guárdala
Acceso a todos los contenidos. Formaciones acreditadas. Consulta y descarga de publicaciones médicas
¿Por qué registrarte?

Accede

Entra en tu cuenta personal de La RED para ver tus documentos guardados y poder leer todos los contenidos.


Close

Regístrate ahora

para que siempre recordemos tus preferencias y accede además a todos los contenidos, incluidos artículos científicos y formaciones científicas.

¿Por qué registrarte?
Close

Restaurar contraseña

Introduce el e-mail con el que te registraste y recibirás instrucciones para recuperar tu contraseña.

Close

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.